domingo, 26 de octubre de 2008

"...con una plataforma inquisitiva de punta..."

El título es una burla a las propagandas políticas de la gobernación del estado Zulia (región donde habito). A casi toda campaña mediática le agregan la frase "con una plataforma tecnológica de punta", así se trate de un comedor, un plan comunitario, una biblioteca o un lavado de perros ("lavamos a su perro con una plataforma tecnológica de punta"). El punto no es ese. Lo que me asombra es que aún en el siglo XXI vivamos una inquisición similar a la del siglo XV, sólo que ahora los instrumentos de exclusión son más sofisticados y no son precisamente de tortura física, sino peor, tortura psicológica.


Hablaba con una amiga homosexual a la cual habían expulsado de la universidad donde estudiaba por el hecho de ser lesbiana; a ella, su novia y a once parejas más les fue negada la educación superior por preferir intimar con su mismo sexo. Dicha universidad (los que viven en Maracaibo saben cual es) ya tenía un historial de discriminación desde hace algunos años. Para entrar, te tienes que vestir de cierta manera. Quítate los piercings. Córtate el pelo. No uses esa franela. No camines de esa manera. Curiosamente, no es una intitución de corte militar, sino una institución privada universitaria cuya población total podría decirse consta de civiles. Políticas de derecho de admisión, como en una tasca o discoteca cualquiera.


Mientras mi amiga me contaba de su expulsión, yo sentía mi indignación y curiosidad aumentando. "¿Por qué no demandas?" le dije. "No, para qué, eso se les regresará" me decía. La vez pasada que me indigné con la misma institución fue hace aproximadamente un año, cuando se realizaba en la ciudad un festival de narración oral. Entre los invitados estaban un cuentero colombiano, uno ecuatoriano y uno español. En dicho festival, los cuenteros iban a, valga la redundancia, a tener presentaciones en diversas instituciones de la ciudad, entre esa universidad.
Entré al auditorio de la universidad y, de repente, me doy cuenta que en el escenario no estaban los cuenteros, sino un pastiche infantil teatral (bastante malo, debo acotar). Para mi sorpresa, me consigo a los cuenteros en la parte de afuera de la universidad y me dijeron, muy indignados, que sólo dejaban pasar al español. El colombiano tenía aretes, el ecuatoriano usaba pelo largo. A ninguno de los dos dejaron entrar, a pesar de haber sido invitados por la universidad. El español se negó a presentarse sin ellos.


Al oír la historia de mi amiga y pensar en lo que había ocurrido hace un año, pensé "¿Qué pasaría si un hombre tiene que tener el pelo largo por razones religiosas?¿Le niegan la educación sólo por ello? Si tienes a una chica de excelentes calificaciones, es amable con sus semejantes y es trabajadora ¿Le niegas la educación porque tenga una novia? Si ahora expulsan por ser un individuo "distinto", no me sorprendería que en los próximos años no dejen inscribirse a negros o a indígenas, en búsqueda de la "raza perfecta" hitleriana, todos iguales, productivos, sonrientes y falsos. ¡Adiós individualidad! Welcome to the machine, como diría una canción de Pink Floyd.


Y, a todas estas, ¿Es legal interrumpir los estudios superiores de alguien por ser distinto? Sé que varios me saldrán con el argumento de la política de admisión, pero los derechos humanos no deben tener política de admisión.


Educamos hacia el odio y la intolerancia al mismo tiempo que pregonamos la libertad y la tecnología, pero ¿de qué sirven las dos últimas si no están al acceso de todos?


"...Porque tenemos una plataforma tecnológica inquisitoria de punta..."

8 comentarios:

Vicky dijo...

Esa universidad aparte, en ciertos círculos de la ciudad (la mayoría, de hecho), la tolerancia dura hasta que aparece alguien diferente.

Yo quiero pensar que es consecuencia de vivir en una sociedad tan homogénea como la nuestra, sea dicha homogeneidad forzada o no... pero se me hincha un poco la superheroína interna cada vez que oigo a alguien descalificar a otra persona por su orientación sexual. Y me temo que lo oigo a menudo...

El Duilfo dijo...

Es sorprendente que, a pesar de las muchas veces que ha fracasado este intento de crear al "ser humano modelo", siga apareciendo en distintos focos, dispersos en el mundo. Ni hablar de las cosas que, a pesar de haber fracasado en el resto del mundo, se siguen dando aquí en este país.

El ser humano modelo es la unión de todos los seres humanos, es la multiplicidad, es la diversidad.

Excelente entrada.

Ana dijo...

Eso está tan mal en tantos sentidos que mi vena de abogado usualmente dormida en este momento ARDE.
Por sentido común todos sabemos que eso es discriminación y que está mal. Por conocimientos generales también sabemos que existen leyes contra la discriminación.
Ahora bien, actitudes como las de tu amiga de "dejar pasar" son las que impulsan este tipo de atropellos, los venezolanos somos de goma, nos hacen de todo y no nos quejamos; mejo dicho, nos quejamos en nuestras casas, con nuestros amigos, vociferamos en las calles pero no somos capaces de exigir formalmente nuestros derechos.
Si dices que ya ha pasado antes me pregunto... ¿como es posible que nadie se haya levantado en contra? Alguien tiene que comenzar a hacer la diferencia, esto va mas allá de la deplorable condición de esa universidad, toca el Derecho a la educación, derecho al libre desenvolvimiento de la personalidad, derecho a la libertad de pensamiento... Son Derechos Humanos por Dios Santo¡
Los derechos humanos son inherentes a la persona, son superiores a cualquier ordenamiento jurídico, superiores a la misma concepción de Estado, son tuyos por el simple hecho de ser persona, no requieren que ninguna ley los reconozca, mucho menos el reglamento interno de una universidad mediocre.
Si los directivos de URBE se han hecho a la idea de que pueden negar la admisión a una persona que cumple todos los requisitos regulares sólo por tener una distinta orientación sexual es porque los mismos estudiantes lo han permitido.
Se que es fácil hablar desde fuera pero me atrevo a afirmar que si alguien se atreve a negarme el acceso a la educación superior basándose en criterios tan absurdos como los que se estan aplicando en URBE... iremos a dar al Tribunal Supremo de Justicia. En el país donde vivimos donde cada día se hace mas dificil salir adelante no puedes darte el lujo de no tener un título profesional porque un señor encorbatado detrás de un escritorio no quiere.
Empezemos a darle vida a los derechos humanos, que en papel se ven muy bonitos pero estoy segura que se sienten mucho mejor.

http://www.un.org/spanish/aboutun/hrights.htm

http://www.defensoria.gob.ve/detalle.asp?sec=160406&id=1370&plantilla=8

Ana dijo...

No se como editar el comentario que dejé arriba así que:
*mejor
*Empecemos

También dejo este ensayo sobre la diversidad y el Derecho a la Igualdad de Johanna Rullo, una buena amiga española: http://evalangui.livejournal.com/31655.html

Luciana dijo...

Hace algún tiempo, recuerdo el que era mi novio me comentó sobre estos cambios -en sus inicios-. Entre los casos ocurridos estaba un joven de nacionalidad china que usaba el cabello largo y que, evidentemente, a causa de su religión debía usarlo así.
Mi ex novio me dijo que se había armado todo un alboroto porque él no podía cortarse el cabello, la gente lo apoyaba, mas a las autoridades de dicha universidad la razón "su religión" no era de importancia.
Semanas más tarde, mi ex novio volvió a comentarme del asunto: el muchacho, tristemente, se tuvo que cortar el cabello para seguir asistiendo y poder disfrutar de la educación superior. Me dijo: "lo tenía larguísimo. El pobre chino se le veía de un triste!".
Yo contesté "cosas que pasan en esta ciudad donde es obligado encajar".

Próximamente esos estudiantes serán bultos grises y representarán diariamente aquel episodio de los padrinos mágicos tan ACOLORIDO.

Vanesa dijo...

Saludos aquí les dejo un link, con un artículo de Eduardo Galeano, "El Peligroso Arcoiris":

http://www.cenesex.sld.cu/webs/diversidad/peligroso%20arco%20iris.htm

Johana dijo...

Cosas como estas son la razon de que la Revolucion Bolivariana haya llegado. Exclusion, exclusion y mas exclusion. Ahora calense las consecuencias.
Esa institucion para mi siempre fue, es y sera motivo de burla, asi como todos su estudiantado (incluyendo a mis familiares) porque es una burla a la humanidad. Ni siquiera estan tratando de crear una raza Hitleriana perfecta, sino un mundo de abogadas "legalmente rubias" y de disenadores a la "Paris Hilton".
Es una desgracia que sean tan medievales que no solo teman a lo que no conocen, sino que lo excluyan y lo ataquen en su panico.

Javo dijo...

Pero si esto es más que comprensible, querida amiga. ¿Acaso no vivimos en un Estado en el que los gobernantes avanzan arduamente en el sinigual y -debemos reconocer- completamente vanguardista proyecto de implementar una "educación sin idealogía"? No esperaré respuestas, todos aquí sabemos que así es. Y si por alguna triste mala jugada del destino y nuestras vidas atribuladas por tanta "educación saturada de idelogía" no llegaron a ver las enormes vallas que promocionaban este "emocionantísimo" proyecto, pues sólo puedo decir: Lástima, eran muy... llamativas (es decir: HISTÉRICAMENTE CÓMICAS)
En fin, es la realidad en la que nos tocó reir, digo, vivir.
P.D.: ¡Abajo el sarcasmo!